Hablando Con los Niños Sobre los Menores que Están Siendo Separados de Sus Familias y Comunidades

Hablando Con los Niños Sobre los Menores que Están Siendo Separados de Sus Familias y Comunidades

sad bear because families have been separated at the border

En las últimas semanas, miles de bebés, niños pequeños y adolescentes han sido separados de sus padres en la frontera entre los Estados Unidos y México. Aunque estos eventos pueden ser conmovedores para aquellos que se preocupan por el bienestar de los niños, quienes son más vulnerables en todo esto son los propios muchachos. Más allá de los niños que están actualmente en centros de detención, los niños alrededor del país han estado expuestos a la cobertura de noticias y discusiones que pueden hacer que se sientan ansiosos, asustados y confundidos, preguntándose si ellos podrían ser los siguientes en preguntarse cuándo verán a sus seres queridos de nuevo.

"Cuando los niños escuchan o ven a niños que se ven como ellos o sus compañeros en situaciones peligrosas, ya sea después de un desastre natural, un tiroteo en una escuela o eventos como los que ocurren en la frontera en este momento, es natural que ellos se pregunten si ellos o sus amigos podrían sufrir el mismo destino,” dice la psicóloga del desarrollo de Girl Scouts, Andrea Bastiani Archibald. "Como padres y guardianes, nuestro papel es ayudarlos a navegar en este momento atemorizante con información honesta y apropiada para su edad, incluso si todavía estamos tratando de comprender la situación por nuestra cuenta.”

Aunque crea que estos temas son demasiado serios para discutir con su hija, o que ella no está al tanto de lo que está sucediendo, no es realista pensar que puedas protegerla de estos eventos por completo. Incluso si mantiene a su hija al margen de estas noticias, es probable que escuche sobre estos temas en las redes sociales, escuchando opiniones sobre la situación en las conversaciones de adultos e incluso discutiéndolas con sus amigos en la escuela.

"Cuando los niños solo obtienen una pequeña parte de la historia o han escuchado rumores de una fuente poco confiable, sus mentes tienden a saltar a las conclusiones más aterradoras,” dice la Dr. Bastiani Archibald. Como padres y guardianes, estas son algunas de las formas como pueden intervenir para apoyar a su niña.


1. Deje que ella tome iniciativa
Si su hija saca el tema de la separación familiar o pregunta por los niños detenidos en centros de detención, escuche seriamente y haga todo lo posible por dar respuestas limitadas pero basadas en hechos a sus preguntas mientras usted se mantiene lo más tranquilo posible. Recuerde, su hija está aprendiendo mucho de usted acerca de cómo reaccionar ante el mundo, de modo que si mantiene la calma y la compostura, es más probable que también lo haga.

2. Reafirme su confianza, si es posible
Su hija puede tener miedo de que algo similar pueda sucederle a ella, a sus amigos o a los miembros de su familia. Dependiendo de su situación familiar, es posible que no pueda prometer que no será separada de sus seres queridos, o que un amigo u otro miembro de la comunidad no se verá afectado, pero incluso si ese es el caso, asegúrese de decirle que la ama y siempre hará todo lo que esté a su alcance para mantenerla fuera de peligro. Recuérdele de otros adultos que se preocupan por ella en su vida, en su familia, lugar de culto o comunidad, que también están allí para apoyarla. Simplemente mantenerla en su horario regular y constante y pasar un poco más de tiempo con ella si es posible puede marcar una gran diferencia en su sentido de seguridad.

Recuerde hacer un chequeo unos días después de su conversación inicial para preguntar cómo se siente y preguntar si este ha sido un tema de conversación entre sus amigos y compañeros de clase. No es necesario que lo mencione todos los días, pero es importante ayudarla a no preocuparse por sí misma o dejar que su ansiedad crezca con información errónea. Algunos niños, especialmente los de familias inmigrantes o de estatus mixto, pueden sentir más ansiedad en torno a este problema que otros. Un cambio en los hábitos alimenticios, dolor de estómago o vómitos, incapacidad para dormir y cualquier cambio repentino en el comportamiento o el estado de ánimo son todas señales de que un niño puede estar sufriendo estrés extremo. Si su hija tiene alguno de estos síntomas, comuníquese con un profesional de la salud de confianza o un líder de la comunidad que conozca a su familia. Es posible que puedan ayudarlo a encontrar recursos para apoyar a su niña.

3. Mantenga la conversación simple
La política y los argumentos legales que rodean estas acciones pueden ser difíciles de comprender, así que enfoque su tiempo en sus hijos y sus familias. Responda sus preguntas en términos básicos y evite compartir especulaciones sobre la situación o sacar conclusiones precipitadas sobre lo que podría suceder a continuación; puede que entiendan que son ciertas y eso en realidad podría empeorar su ansiedad. Solo recuerde que está bien aceptar que no tiene todas las respuestas y también está bien decirlo.

4. Enfrente los estereotipos
Por mucho que nos gustaría vivir en un mundo donde todos los niños y adultos son respetados por igual, sabemos que las personas todavía desconfían irracionalmente o hacen juicios injustos sobre otras personas que son diferentes a ellos. Recuérdeles a sus hijos que cuando escuchan a personas que dicen cosas inadecuadas o dolorosas sobre una persona o grupo de personas según el color de su piel, país de origen o los idiomas que hablan, lo que están escuchando es un estereotipo.

"Explíquele a sus hijos que a veces, en lugar de tomarse el tiempo para conocer o comprender a una persona o grupo, algunas personas tomarán un atajo y harán suposiciones sobre ellos en su lugar,” dice la Dr. Bastiani Archibald. Háblales sobre las formas en que puede ayudar a combatir los estereotipos, como defender a los niños que podrían ser juzgados injustamente y negarse a participar en cualquier broma o rumores dañinos.

"Si su niña es la que está siendo intimidada o atacada en función de su origen familiar, la forma en que se ve o el idioma que habla, necesita saber que puede y debe acudir a usted,” dice la Dr. Bastiani Archibald. "Esto no es necesariamente sobre medidas disciplinarias, aunque puede ser necesario, dependiendo de la situación, pero más sobre cómo encontrar maneras de ayudar a su hija a sentirse segura mientras educa y abre las mentes de otros niños.”

Póngase en contacto con otros padres y miembros de la comunidad (de todos los orígenes—usted se sorprenderá de quién quiere ser un aliado) para formar una red de apoyo y comenzar a pensar en actividades y otras formas en que el grupo de su hijo y la comunidad en general puedan estructurar inclusión y sentido de pertenencia para todos.


5. Deles ánimo
Recuérdele que disfrutar nuestras vidas y ser amables con los demás, en realidad ayuda a equilibrar las cosas malas del mundo, y que recurrir a la violencia o alimentar los estereotipos sobre ciertos grupos de personas simplemente aumenta el problema. Únanse para pensar en algo que puedan hacer juntos para extender la bondad y la comprensión. Tal vez puedan obtener algunos libros de la biblioteca que pueden ayudarlos a comprender mejor las culturas de otras personas o donar algunos de sus libros y juguetes viejos a niños necesitados. Tomar medidas en su comunidad no solo hará a su hija sentirse más en control, podría servir como una salida para el estrés y la ansiedad que ha estado sintiendo.

El 19 de junio de 2018, Girl Scouts of the USA se unió a otros miembros de Leadership 18, una coalición de CEOs de algunas de las organizaciones sin fines de lucro más grandes e influyentes del mundo, para pedirle a la administración que detenga la póliza de inmigración "Cero tolerancia.” Lee más sobre la declaración de la coalición aquí.

 

More from Girl Scouts